Sobre el proyecto que modifica el SAE: “Reponer la selección perpetúa la segregación”

En el Congreso expusimos que nos parece un retroceso la idea de reponer la selección hasta un 30% de la matrícula en todos los establecimientos escolares, por el riesgo de arbitrariedad y porque no apunta a la sociedad que queremos construir: una donde se viva y valore la diversidad. Luego de que el proyecto inicialmente … Continuar leyendo “Sobre el proyecto que modifica el SAE: “Reponer la selección perpetúa la segregación””

ESCRITO POR: Comunicaciones Educación2020

En el Congreso expusimos que nos parece un retroceso la idea de reponer la selección hasta un 30% de la matrícula en todos los establecimientos escolares, por el riesgo de arbitrariedad y porque no apunta a la sociedad que queremos construir: una donde se viva y valore la diversidad.

Luego de que el proyecto inicialmente denominado “Admisión Justa” se dividiera en dos, la semana pasada comenzó la discusión de la primera iniciativa del Gobierno que busca modificar el Sistema de Admisión Escolar (SAE). ¿Qué propone? En síntesis, que las escuelas seleccionen hasta un 30% de la matrícula, de acuerdo a sus proyectos educativos, y que se modifiquen criterios de priorización en el caso de estudiantes del Sename, con Necesidades Educativas Especiales y que viven en el mismo hogar.

Como Educación 2020 expusimos nuestra opinión ante la Comisión de Educación y Cultura del Senado, señalando que si bien valoramos ciertos aspectos del proyecto, sobre todo los que surgen de la preocupación por los niños, niñas y jóvenes que se encuentran en situación de vulnerabilidad, nos preocupa que la reposición de la selección tienda a configurar un sistema educativo que centra la decisión en las escuelas y que perpetúa la segregación, en un país profundamente inequitativo como el nuestro.

A continuación especificamos lo que valoramos, alertamos, rechazamos y proponemos en torno a esta primera iniciativa que modifica el SAE:

Valoramos que:

  • Se avance en que niños y niñas que viven en el mismo grupo familiar sean reconocidos por el sistema como familiares, y puedan ser priorizados para ingresar al mismo establecimiento.  
  • Se priorice el acceso a las escuelas para niños y niñas con necesidades educativas especiales permanentes.
  • Se priorice a los estudiantes en situación de vulnerabilidad, en este caso a los niños y niñas del Sename.

Alertamos sobre que:

  • Al no contar hoy con un registro de hogares efectivamente universal, nos preocupa la poca claridad respecto a cuál será el mecanismo para implementar la medida de reconocer a los niños y niñas que viven en el mismo grupo familiar. Es importante evitar usos inadecuados para favorecer la entrada a determinados establecimientos.
  • Actualmente, el SAE contempla un procedimiento especial para niños y niñas con necesidades educativas especiales permanentes, de acuerdo a los cupos existentes en escuelas donde existe el Programa de Integración Escolar (PIE). Por lo tanto, creemos que es importante que se especifique cuál será la diferencia con lo que existe hoy y que las eventuales modificaciones se justifiquen en la evidencia. Nos parece fundamental que se asegure no tan sólo acceso, sino que trayectorias educativas pertinentes para todos los niños, especialmente para quienes tienen necesidades educativas especiales.

Nos preocupa que:

  • Se reponga la selección en un 30% de la matrícula para todas las escuelas, en base a criterios definidos por ellas mismas, lo que quita a las familias el derecho de escoger la escuela de su preferencia.
  • Se abra una ventana para que las escuelas vuelvan a discriminar por criterios arbitrarios, como por ejemplo por razones religiosas o por rendimiento (desde primero medio), tal como ocurría en el sistema anterior. De hecho, el Mineduc tendría que tener la capacidad de controlar la objetividad de los criterios de selección que se desprenden de más de 6 mil proyectos educativos.
  • Se elimine el requisito de que las entrevistas sólo pueden ser solicitadas por las familias y que las escuelas también puedan solicitarlas, abriendo nuevamente posibilidades de arbitrariedad en los procesos de selección.
  • A través de la selección se profundice la segregación en un país que tiene profundos desafíos para avanzar en inclusión. La evidencia indica que los altos niveles de segregación del sistema educacional chileno disminuyen la cohesión social e incrementan la fragmentación y la diferenciación entre los estudiantes, en detrimento de una sociedad más justa (Valenzuela et al, 2013).
  • El proyecto también estipula que las escuelas pueden tener hasta un 100% de estudiantes prioritarios, lo que nos parece que va en la dirección opuesta a la inclusión. De hecho, esto apuntaría a la construcción de un sistema educativo con establecimientos heterogéneos entre sí, pero altamente homogéneos en su interior, como una suerte de “escuelas islas”.

Por lo anterior recomendamos que:

  • Mejore la comunicación e información respecto al SAE, para que las familias conozcan cómo realizar una mejor postulación.
  • La información que proporciona el SAE se utilice para mejorar la calidad de las escuelas, a partir de la preferencias de las familias, y también para retroalimentar los procesos de admisión.  
  • La evidencia sea uno de los insumos base para implementar las políticas públicas.
  • El país apueste por garantizar la diversidad y su valoración en las salas, para construir un una sociedad más respetuosa y justa.
  • El foco de la política pública sea la mejora de la calidad educativa y la equidad en todas las escuelas. Esto, desde la comprensión de que no se le puede pedir al sistema de acceso la solución a un problema que es previo.

Y, ¿el segundo proyecto?

Cabe destacar que el segundo proyecto —que se encuentra en el primer trámite constitucional en la Cámara de Diputados busca reponer el mérito académico en escuelas de alta exigencia hasta un 100%, lo que, como fundación, consideramos que apunta en la dirección incorrecta. ¿La razón? Priva la posibilidad de que estudiantes que no cuentan con ventajas de cuna ingresen a escuelas de alta exigencia académica, categorizando, además, a los niños, niñas y jóvenes.

Puedes ver la presentación completa aquí.

¡Y te invitamos a conocer más sobre estos proyectos y sumarte a nuestra campaña La Educación No Es Premio!

 

SUSCRÍBETE AL REPORTE DIARIO DE LAS PRINCIPALES NOTICIAS SOBRE EDUCACIÓN

Compartir