Siete razones por las que se debe aprobar la Reforma de Educación Superior

Actualmente, la Reforma de Educación Superior se encuentra a la espera de ser aprobada en el Congreso. Esto podría ser una realidad antes de que termine el año legislativo, en enero, y así lo esperamos en Educación 2020. ¿Por qué? Porque a pesar de que está lejos de ser la reforma ideal, creemos que es … Continuar leyendo “Siete razones por las que se debe aprobar la Reforma de Educación Superior”

ESCRITO POR: Educación 2020

Actualmente, la Reforma de Educación Superior se encuentra a la espera de ser aprobada en el Congreso. Esto podría ser una realidad antes de que termine el año legislativo, en enero, y así lo esperamos en Educación 2020.

¿Por qué? Porque a pesar de que está lejos de ser la reforma ideal, creemos que es necesaria para comenzar a ordenar un sistema que ha estado muy desregulado. Además, de aprobarse, la agenda política de los próximos años podrá centrarse en temas que han estado postergados, como la educación parvularia. Y también porque creemos que la reforma permitirá avances en varios aspectos, siete de ellos fundamentales:

1.- No más casos como el de la Arcis o Universidad del Mar. Una Superintendencia de Educación Superior vigilará las finanzas de las universidades y las instituciones técnico-profesionales, para que no existan más cierres como el de las universidades Iberoamericana, Arcis, o Del Mar. También velará por que se respete la prohibición del lucro.

2.- Una mirada a largo plazo. También habrá una Subsecretaría de Educación Superior, donde se podrá pensar la educación superior con mirada a largo plazo y mejor organizada.

3.- Gratuidad con más definición. Hasta ahora se había dado gratuidad a través de leyes de presupuesto que duran sólo un año. Esta ley fija el camino para que el beneficio se expanda a más estudiantes.

4.- Acceso más transparente e inclusivo. Existirá un Sistema Común de Acceso que establecerá mecanismos de admisión más transparentes e inclusivos, que consideren la diversidad de talentos, capacidades o trayectorias previas de los estudiantes.

5.- Una educación TP más fortalecida.  A través de una Estrategia Nacional de Formación Técnico Profesional se generará una ruta para fortalecer esta modalidad, definiendo las necesidades del sector productivo, la oferta y demanda de técnicos, entre otros temas.

6.- ¡Acreditación obligatoria, por fin! Aunque difícil de creer, hoy la acreditación es voluntaria. Si el proyecto es aprobado, esto será una obligación para las instituciones y para un mayor número de carreras, lo que garantizará la calidad de la oferta.

7.- No más lucro. Si bien nuestro sistema prohíbe el lucro, en el pasado algunas universidades burlaron la ley con un lucro encubierto. Este proyecto limita los negocios con personas relacionadas, el control por parte de empresas y aumenta las sanciones.

SUSCRÍBETE AL REPORTE DIARIO DE LAS PRINCIPALES NOTICIAS SOBRE EDUCACIÓN

Compartir