NEP: Las alertas sobre la implementación de la ley educativa más importante del último tiempo

La desmunicipalización es la piedra angular para mejorar la educación pública. Sin embargo, luego de un monitoreo, observamos que ha existido poca celeridad en su correcta implementación. Aquí, un zoom sobre su actual estado. Ha pasado más de un año desde la entrada en vigencia de la Nueva Educación Pública (NEP), la ley educativa más … Continuar leyendo “NEP: Las alertas sobre la implementación de la ley educativa más importante del último tiempo”

ESCRITO POR: Comunicaciones Educación2020

La desmunicipalización es la piedra angular para mejorar la educación pública. Sin embargo, luego de un monitoreo, observamos que ha existido poca celeridad en su correcta implementación. Aquí, un zoom sobre su actual estado.

Ha pasado más de un año desde la entrada en vigencia de la Nueva Educación Pública (NEP), la ley educativa más trascendental de las últimas décadas, que crea 70 nuevos Servicios Locales y una Dirección Nacional de Educación Pública, con el propósito de fortalecer la educación de calidad que el país necesita para avanzar en el desarrollo sostenible y enfrentar los retos del mundo globalizado.  

La implementación de esta ley implica un desafío de modernización y fortalecimiento de la función pública de proporciones, que considera tanto el traspaso de una serie de responsabilidades y gestiones a esta nueva institucionalidad, como la necesidad de profesionalización y descentralización de la labor del Estado, lo que ciertamente —junto a ser una gran tarea— es una enorme oportunidad para la calidad de las políticas públicas en educación.

Desde la puesta en marcha de la NEP, se han creado cuatro Servicios Locales de Educación Pública (SLEP): Barrancas, Puerto Cordillera, Costa Araucanía y Huasco. Sin embargo, su implementación no ha ocurrido de la manera que se esperaba, lo que ha dificultado este proceso transitorio que requiere de múltiples esfuerzos del Ministerio de Educación, de las escuelas y de los municipios.

Con el fin de conocer cómo ha sido el tránsito hacia la nueva institucionalidad, los elementos que están en vías de implementación y cuáles son los componentes que requieren de mayor urgencia y apoyo, desde el Observatorio Legislativo de Educación 2020 monitoreamos cómo ha sido la implementación de la NEP hasta hoy, considerando los compromisos establecidos en la ley y la consulta a distintos actores. Estas son algunas de las alertas que levantamos al respecto:

  • Necesidad urgente de la Estrategia Nacional de Educación Pública (ENEP)

Artículo 6 de la ley N° 21.040

Toda política de relevancia debe tener establecida una estrategia, con un propósito y sentido compartido, metas y objetivos establecidos. Sin embargo, si bien han habido avances en su construcción, aún no se ha presentado a evaluación del Consejo Nacional de Educación una propuesta de ENEP, lo que evidentemente es un grave problema para el funcionamiento de los servicios locales, que deben definir sus planes en línea con esta estrategia nacional.

La ENEP es un instrumento pensado a 8 años, por lo cual su definición es crucial. Al respecto, es importante recordar que en la audiencia sobre los avances de la NEP, la ministra de Educación manifestó que la estrategia nacional estaría lista para ser presentada a las Comisiones de Educación en abril, de lo cual aún no se tiene conocimiento público.

  • No se ha nombrado al director o directora de Educación Pública

Artículo 62 de la ley N° 21.040

A nivel nacional, aún no se ha designado por concurso público a la persona encargada de la Dirección de Educación Pública. Como es natural, este atraso en los concursos públicos genera múltiples problemas e incertidumbre, sobre todo en las comunidades educativas. Un sistema que está en su etapa inicial requiere de líderes desde el comienzo, que además sean seleccionados a través de un sistema transparente, que garantice la elección de los mejores profesionales.

  • No existen los Planes Estratégicos Locales

Artículo 45 de la ley N° 21.040

Los Planes Estratégicos Locales que son la hoja de ruta pertinente al territorio sólo se pueden elaborar cuando el director Ejecutivo del SLEP es nombrado por Alta Dirección Pública. Los directores subrogantes no tienen la facultad para elaborarlos. Sin embargo, recién a mediados de abril se nombraron a los líderes de Barrancas y Huasco, mientras que Puerto Cordillera y Costa Araucanía aún se encuentran en etapa de entrevistas. Además, la elaboración de la estrategia local debe estar alineada a la Estrategia Nacional. En ausencia de ésta, aún no existen estos planes en ningún servicio.

  • No se han constituido las instancias de participación de las comunidades educativas

Artículos 19 y 49 de la N° 21.040

Uno de los focos más importantes de los SLEP es la participación de integrantes de las comunidades escolares, que se expresa en dos instancias: el Comité Directivo Local (Artículo 19) y el Consejo Local de Educación Pública (Artículo 49). La idea es que estudiantes, apoderados, profesionales de la educación y miembros del equipo directivo participen e influyan en la toma de decisiones estratégicas. Sin embargo, los Comités Directivos Locales se constituyeron recién a fines del año pasado y los Consejos Locales aún no se conforman en ningún servicio.  

  • La gestión técnico pedagógica ha quedado en segundo plano

Artículo 27, inciso tercero, ley N° 20.529

A pesar de que el corazón de los SLEP es el apoyo técnico pedagógico con el que se busca mejorar la calidad de los aprendizajes sólo dos de los SLEP han considerado mejoras pedagógicas, con un lineamiento común en sus establecimientos, según lo establece el Informe del Consejo de Evaluación del Sistema de Educación Pública (2019). Otro aspecto preocupante es que en la audiencia pública que realizó el Mineduc frente a la Comisión de Educación del Senado y Cámara de Diputados este tema estuvo absolutamente ausente.   

  • Problemas en el financiamiento

Artículo 24 transitorio de ley N° 21.040

También han existido problemas de financiamiento en la implementación y funcionamiento de los SLEP, que se han traducido en problemas de gestión de remuneraciones, infraestructura en los establecimientos, entre otros. En este sentido, desde el Consejo de Evaluación del Sistema (2019) sugieren revisar si la asignación de recursos para traspasos, instalación, puesta en marcha y funcionamiento del sistema son suficientes.

 

¿Qué hacer para mejorar la implementación?  

Alejandra Arratia, directora Ejecutiva de Educación 2020, sostiene que “creemos que ha faltado la voluntad y el compromiso necesarios para lograr que esta ley se implemente exitosamente. Este es el cambio estructural más grande que ha tenido la educación chilena en los últimos 20 años y por lo mismo requiere sostener el acuerdo transversal que concitó la aprobación de la Ley, y plasmarlo en compromiso, profesionalismo, recursos y priorización por parte del Mineduc que, al menos hasta hoy, no se han evidenciado”.

En este contexto, estas son algunas de las recomendaciones para mejorar la implementación:

  • Poner prioridad en la elaboración de la Estrategia Nacional de Educación Pública y en su calidad. Hoy tenemos una oportunidad histórica de contar con un referente para la mejora de la educación pública en el largo plazo, con una visión compartida, sentido de propósito y objetivos desafiantes, pero alcanzables. Es crucial que pensemos la educación a largo plazo y, precisamente, la ENEP apunta a esto, al ser un instrumento pensado a 8 años. ¡Su definición debe ser prioridad!
  • Definir con prontitud a los directores ejecutivos de los próximos Servicios Locales de Educación y la Dirección Nacional de Educación Pública, con el fin de acelerar la elaboración de las estrategias.
  • Difundir y sensibilizar a la población sobre este nuevo sistema, su instalación, sus beneficios, principios e innovación, para fortalecer la participación de las comunidades educativas y la ciudadanía.
  • Priorizar también el foco técnico-pedagógico, implementando un sistema de monitoreo y seguimiento del progreso de aprendizajes de cada estudiante, desarrollando iniciativas de apoyo y atención diferenciada para niños y niñas en actividades extracurriculares y curriculares, promoviendo el trabajo en red entre establecimientos, entre otras iniciativas.
  • Acompañar el proceso de traspaso de los municipios a los SLEP a través de planes de instalación y preparación para todos los servicios locales, que incluyan la formación de los equipos que se harán cargo del servicio, el acompañamiento en el periodo de puesta en marcha y el monitoreo a la implementación.
  • Realizar seguimiento a las audiencias que organizan las Comisiones de Educación para verificar el estado de avance, dificultades y proyecciones de los SLEP.

“El éxito de la NEP sobrepasa con creces el plano administrativo e implica desarrollar nuevos modelos territoriales para gestionar las escuelas, que resguarden la formación integral de los y las estudiantes. Y en esto debe haber un compromiso férreo de parte de las autoridades. Nuestros estudiantes merecen que, como país, nos centremos en fortalecer la educación pública para su formación y bienestar”, concluye Arratia.

 

SUSCRÍBETE AL REPORTE DIARIO DE LAS PRINCIPALES NOTICIAS SOBRE EDUCACIÓN

Compartir