La voz de los estudiantes: “Antes los profesores no nos consideraban, ahora nos escuchan y me siento motivada por eso”

En un acompañamiento de Educación 2020 y Fundación Luksic, 255 jóvenes de siete liceos públicos de la Araucanía participaron en talleres de liderazgo. A través del diseño y ejecución de proyectos, vivieron la experiencia de identificar un sueño o necesidad de su entorno y luego propusieron soluciones. Esta metodología permitió que los jóvenes fueran protagonistas … Continuar leyendo “La voz de los estudiantes: “Antes los profesores no nos consideraban, ahora nos escuchan y me siento motivada por eso””

ESCRITO POR: Educación 2020

En un acompañamiento de Educación 2020 y Fundación Luksic, 255 jóvenes de siete liceos públicos de la Araucanía participaron en talleres de liderazgo. A través del diseño y ejecución de proyectos, vivieron la experiencia de identificar un sueño o necesidad de su entorno y luego propusieron soluciones. Esta metodología permitió que los jóvenes fueran protagonistas de su propio aprendizaje y potenciaran su formación política. Estos son sus testimonios.

Daniela Álvarez (en la foto principal) es presidenta del centro de estudiantes del Liceo Técnico de Hualpín. Egresó de la especialidad de técnico en alimentación colectiva.

“Aprendimos a hacer un proyecto paso a paso. Al realizar el proyecto de galería para la cancha de fútbol y hermoseamiento del antejardín del liceo. Logramos motivar a los alumnos, porque como centro estudiantil vimos que logramos cosas y nos animamos a hacer más.  Ahora veo un cambio, porque los profesores y la directora nos toman en cuenta, lo que antes no se hacía. Antes si reclamábamos algo no nos consideraban, ahora nos están escuchando, nos están dando soluciones y me siento motivada por eso”.


Katherine Muñoz es presidenta del centro de estudiantes del Liceo Juan Schleyer, de Freire. Está en tercero medio y estudia técnico en enfermería. El proyecto de su colegio era tener recreos más entretenidos y un aniversario artístico. 

“Durante el proceso aprendí a socializar, a conocernos, a descubrir las capacidades que tienen los alumnos. También aprendí a realizar un proyecto, que nos ayuda a mejorar cosas en el liceo, a llevar a cabo inquietudes que tenemos y que planteamos, a recopilar todas las ideas de mis demás compañeros. Creo que lo más bonito es que poniendo un poco de esfuerzo o dedicación a algo, todo sale mucho mejor con la ayuda de los demás. El taller de liderazgo nos ayudó mucho en el liceo, para tener esa capacidad de entrometernos, de atrevernos a hacer cosas. No siempre pidiendo la ayuda al director, sino que encontrando nuestros ideales y llevarlos a cabo”.

Categorías
Temas

SUSCRÍBETE AL REPORTE DIARIO DE LAS PRINCIPALES NOTICIAS SOBRE EDUCACIÓN

Compartir