La premiada escuela pública de Villa Pehuén que estimula el talento audiovisual

“En este taller he aprendido a entrevistar a profesores, a sacar fotos y a grabar. Antes me sacaban fotos y me ponía nervioso, pero entré a este taller y se fueron todos los nervios”, dice Ariel Fuentes, mientras lo graban para un documental sobre el taller de periodismo escolar de su colegio, la Escuela Pehuén. … Continuar leyendo “La premiada escuela pública de Villa Pehuén que estimula el talento audiovisual”

ESCRITO POR: Educación 2020

“En este taller he aprendido a entrevistar a profesores, a sacar fotos y a grabar. Antes me sacaban fotos y me ponía nervioso, pero entré a este taller y se fueron todos los nervios”, dice Ariel Fuentes, mientras lo graban para un documental sobre el taller de periodismo escolar de su colegio, la Escuela Pehuén. Y es cierto: Ariel, de diez años, da su opinión sin temor a la cámara.

La Escuela Pehuén está en Villa Pehuén, un poblado rural ubicado a 17 kilómetros de Lebu, capital de la Provincia de Arauco, en la Región del Biobío. En Villa Pehuén hay mucho verde, olor a leña y casas de madera de un solo piso, pero no hay supermercados, bencineras ni servicios de TV cable o Internet. Esta, la única escuela pública de la villa, se emplaza como un centro comunitario donde suceden muchas cosas.

“Yo llegué a este establecimiento en el año 2008 y en el colegio que trabajaba antes incipientemente había comenzado un boletín escolar, entonces llegué con la idea de seguir haciéndolo acá”, recuerda Lucía Gajardo, directora de la Escuela Pehuén. Esa idea fue el impulso para crear un taller de periodismo escolar, que llevaría al colegio a recibir varios premios audiovisuales, incluso a nivel internacional.

Y el ganador es: Escuela Pehuén

Con fondos SEP, Gajardo contrató un periodista para implementar el taller. Su primer producto fue “El Nalcahuén”, un boletín impreso nacido en 2008, que luego –igual que un diario tradicional– inauguró su versión digital y más tarde generó contenidos de televisión y radio. Así, sin proponérselo, “El Nalcahuén” fue el primer producto periodístico de Villa Pehuén.

El taller de periodismo continuó explorando nuevos formatos, motivando los niños y niñas a realizar radioteatro y cine. Realizaron el film “Un viaje a la Luna”, un homenaje al padre del cine George Méliès. Ahí se prendió una mecha. Con el corto, obtuvieron una mención en el 3° Festival Internacional de Cine para niños, niñas y adolescentes “Ojo de Pescado”, en la categoría ficción, y el premio a Mejor Cortometraje Infantil en el 21° Festival Internacional de Cine de Valdivia.

Otros reconocimientos han sido el premio del público en el concurso “Un AulaVisual para Chile” 2009, en el que la comunidad educativa de la Escuela Pehuén construye una ruca, y tres primeros lugares en el I Concurso de Cuentos Niños para niños. En 2014, la Escuela Pehuén fue distinguida con el Premio Reduca, a la innovación docente, por su taller de periodismo escolar.

Dar oportunidades

¿Por qué motivar a sus estudiantes a participar en tantos talleres y concursos? Lucía explica que estas actividades son parte de la formación integral de los niños y niñas de Pehuén, porque adquieren distintas habilidades. “Los niños son capaces de enfrentarse de mejor manera al mundo, tienen más personalidad, más seguridad, preguntan cuando no saben algo. No se sienten disminuidos ante sus pares ni ante los adultos”. Es decir, esa actitud busquilla impacta en su enseñanza.

Vanessa Mac-Auliffe, Directora del Centro de Liderazgo Educativo de Educación 2020, piensa que si los directores o los equipos directivos tienen compromiso, son motivados y consideran principios básicos en educación (como que los niños y niñas sean considerados como centro de las escuelas), los aprendizajes y la calidad mejoran a corto plazo. “Cuando llega un director que tiene brillo en los ojos, que respeta a las personas, que encanta a la comunidad educativa, las cosas en una escuela se mueven hacia la mejora”, asegura.

En el caso de la Escuela Pehuén, la gestión de Lucía Gajardo se nota en varios resultados. Desde su llegada en 2008, se ha motivado más la formación de los docentes. “Actualmente hay una profesora en Alemania haciendo una pasantía en matemática”, cuenta la directora. También se invierten recursos SEP en distintos talleres extracurriculares, como el de periodismo o mandolina. El resultado: la escuela cuenta con excelencia académica y su matrícula ha aumentado de 156 estudiantes en 2008 a 220 en 2013.

“Nuestros niños han llegado al Liceo Bicentenario. Ningún niño de Pehuén lo había logrado. Cada vez quedan más y la idea es que sigan, que sientan que son capaces. Es una satisfacción escucharlos cuando dicen que lo que aprendieron aquí les ha servido”, dice Lucía Gajardo y agrega “soy una convencida de que si una le da oportunidades a los niños, independiente del contexto en que vivan, pueden salir adelante y llegar muy lejos”.

Categorías
Temas

SUSCRÍBETE AL REPORTE DIARIO DE LAS PRINCIPALES NOTICIAS SOBRE EDUCACIÓN

Compartir