Finlandia apuesta por el aprendizaje multidisciplinario a través de la experiencia

Hace unas semanas surgió una noticia que remeció al mundo educacional: se decía que Finlandia, país que durante años ha llevado la vanguardia en educación, querría terminar con la enseñanza de asignaturas como Matemáticas y Lenguaje. Sin embargo, hace unos días Pasi Sahlberg, experto finlandés en educación, salió a aclarar la polémica: No, Finlandia no … Continuar leyendo “Finlandia apuesta por el aprendizaje multidisciplinario a través de la experiencia”

ESCRITO POR: Educación 2020

Hace unas semanas surgió una noticia que remeció al mundo educacional: se decía que Finlandia, país que durante años ha llevado la vanguardia en educación, querría terminar con la enseñanza de asignaturas como Matemáticas y Lenguaje. Sin embargo, hace unos días Pasi Sahlberg, experto finlandés en educación, salió a aclarar la polémica: No, Finlandia no está abandonando las materias escolares tradicionales. Lo que está haciendo es poner en marcha una reforma que cambiará el marco curricular.

Según explicó Pasi Sahlberg en su blog, a partir de agosto de 2016 se implementará un nuevo Marco Curricular Nacional. Este establecerá las metas generales del proceso escolar, describirá los principios de la enseñanza y el aprendizaje, y proveerá lineamientos para la educación especial, el bienestar, los servicios de apoyo a las y los estudiantes, y las formas de evaluar en las escuelas.

De esta manera, las escuelas deberán incorporar en sus respectivos currículums, a lo menos una unidad en que se trabajen de forma multidisciplinaria algunos aprendizajes basados en fenómenos.

¿Qué significará esto? Que las y los estudiantes probablemente tendrán un “proyecto” cuando les toque estudiar algunas materias tradicionales de manera holística. Esto significa un desplazamiento desde las “materias” hacia temas que se aborden de manera interdisciplinaria, con énfasis en el “middle school”, lo que sería equivalente a nuestro segundo ciclo básico (entre 5to a 8vo básico).

De esta forma, Finlandia busca que los aprendizajes se anclen en los y las estudiantes de una forma más significativa a partir de la importancia del territorio donde vivan y de las experiencias educativas. Además, busca fomentar la colaboración entre docentes de distintas áreas.

“El modelo que propone Finlandia es similar a lo que se conoce como ‘aprendizaje basado en proyectos’, una metodología que puede ser de alto impacto porque integra distintas áreas del saber y fomenta la colaboración (entre profesores y entre estudiantes), elementos centrales para la generación de aprendizajes de calidad, que se potencian si, además, estos proyectos (temas o fenómenos en Finlandia) tienen relación con la comunidad”, explica Loreto Jara, profesora e investigadora del área de Política Educativa de Educación 2020.

Una de las razones que permite estos cambios es que el sistema de educación finlandés es altamente descentralizado, dando a los 320 municipios importantes grados de autonomía para organizar la enseñanza de acuerdo a las características locales. Además, el marco curricular del país, provee estándares flexibles, que orientan la planificación curricular a nivel de municipios y escuelas, otorgando a las y los profesores una gran libertad.

Estudiantes participativos/as

Para Pasi Sahlberg, sin embargo, lo más destacable del nuevo Marco Curricular es que permitirá a las y los estudiantes participar en la planificación de estas unidades basadas en la experiencia.

La reforma que pretende poner en marcha Finlandia, da más poder al estudiantado, quienes deberán opinar sobre cómo se evaluarán los aprendizajes de estas unidades.

Si bien esto no ha sido bien recibido por todos los y las docentes, lo cierto es que cada unidad educativa tendrá la oportunidad de rediseñar sus procesos de enseñanza y aprendizaje utilizando el nueva Marco Curricular como una guía.

“Involucrar a los y las estudiantes en la toma de decisiones pedagógicas es de mayor impacto aún: si a los niños, niñas y jóvenes se les da el espacio para que propongan los temas que les interesa aprender y para que sugieran formas de aproximarse a esos temas y demostrar que los han aprendido; se harán partícipes y protagonistas de su proceso de aprendizaje, lo que trae resultados mucho mejores que el hecho de ser sólo receptores de conocimientos impuestos, que muchas veces carecen de sentido para ellos”, explica Jara. “Salvando las diferencias culturales que tenemos con Finlandia, esta puede ser otra de las inspiraciones que dé a nuestro modelo educativo, para atrevernos a innovar sin perder el foco principal: los intereses y motivaciones de nuestros estudiantes”. 

Foto: Por Suviko, Creative Commons

Categorías
  • Noticias sobre educación
Temas
  • Finlandia

SUSCRÍBETE AL REPORTE DIARIO DE LAS PRINCIPALES NOTICIAS SOBRE EDUCACIÓN

Compartir