Estos son los 7 grandes cambios que han experimentado tres colegios de Ñuñoa que innovan

Han pasado 18 meses desde que estos establecimientos decidieron embarcarse en un viaje por la innovación pedagógica con el acompañamiento de Educación 2020, a través de la implementación de Redes de Tutoría. Hoy ese viaje finaliza un capítulo, pero inicia otro: las comunidades de los tres colegios continuarán transformando su aprendizaje con las tutorías, pero … Continuar leyendo “Estos son los 7 grandes cambios que han experimentado tres colegios de Ñuñoa que innovan”

ESCRITO POR: Educación 2020

Han pasado 18 meses desde que estos establecimientos decidieron embarcarse en un viaje por la innovación pedagógica con el acompañamiento de Educación 2020, a través de la implementación de Redes de Tutoría. Hoy ese viaje finaliza un capítulo, pero inicia otro: las comunidades de los tres colegios continuarán transformando su aprendizaje con las tutorías, pero esta vez de manera autónoma.

Los colegios Juan Moya Morales, Guillermo Zañartu y la Escuela Anexo Brígida Walker, de Ñuñoa, protagonizaron un festival de aprendizajes, evento que marca el fin del acompañamiento de Educación 2020 y de las empresas que apadrinaron la instalación de Redes de Tutoría, metodología que transforma la sala de clases y que empodera a los niños y niñas, haciéndolos protagonistas de su propio aprendizaje. Fueron 18 meses de un enriquecedor trabajo, que comenzó con la formación de los profesores en la estrategia, para luego escalar a estudiantes tutores e, incluso, a apoderados.

Sin embargo, esto no termina acá. “Esta es la semilla que se está sembrando y esto continúa”, dijo Britney Bastidas, estudiante del Colegio Guillermo Zañartu, frase que ya se instaló en los establecimientos y que es un reflejo de que, aunque se termina el ciclo de acompañamiento, las comunidades tomaron la decisión de continuar con la innovación, con el fin de que todos y todas las estudiantes puedan aprender y desarrollar sus habilidades gracias a Redes de Tutoría.

¿Cuáles fueron los cambios más significativos que experimentaron estas comunidades? Acá te lo contamos:

Mayor motivación

Empezar nuevos procesos nunca es tarea fácil, dijo Catalina Compan, jefa de la Unidad Técnico Pedagógica de la Escuela Anexo Brígida Walker. Sin embargo, con el tiempo profesores, directivos, funcionarios y estudiantes empezaron a familiarizarse con la metodología, que en este año y medio ha impactado significativamente en la motivación. “Varios chicos me han sorprendido. Eran jóvenes que no tenían ganas de estudiar, llegaban y se sentaban en la sala sin ganas, pero eso cambió después de que empezaron las tutorías”, precisó Compan.

Estudiantes más autónomos

Niños y niñas más empoderados en su proceso de aprendizaje. Ese es otro de los cambios que la jefa de UTP ha detectado en la comunidad estudiantil. Señaló que ahora los estudiantes tienen un rol mucho más activo, son protagonistas y también son más autónomos, ya que en las tutorías son ellos quienes construyen su propia ruta de aprendizaje, siendo sólo guiados por la persona que tutora. “Ahora son ellos los que buscan los temas y la información que les sirve, no esperan a que un profesor les enseñe, sino que preguntan e investigan. El profesor los guía y ellos descubren por sí mismos”, añadió.  

Salas más inclusivas

La implementación de Redes de Tutoría también ha permitido que niños y niñas migrantes aprendan más que en las clases tradicionales y se integren mejor a la comunidad, gracias a que la estrategia se desarrolla de acuerdo a los intereses y ritmos de aprendizaje de la persona tutorada. David Saavedra, jefe de Proyecto de Educación 2020, contó que “hay estudiantes que vienen de otros países y, gracias a las relaciones tutoras, lograron integrarse más al grupo curso. Por ejemplo, hay un niño de Afganistán a quien las tutorías le han ayudado mucho a comprender el idioma”. Además, en el festival de cierre fueron tutorados dos estudiantes ciegos del Colegio Hellen Keller, quienes señalaron haber disfrutado de la experiencia, ya que aprendieron a través de la música.

Más seguridad en sí mismos

Los niños y niñas que ya son tutores también han logrado desarrollar su autoestima y seguridad en sí mismos, por lo cual ya no le temen a exponer o a relacionarse con otras personas. Fernanda Quezada, apoderada del Guillermo Zañartu, manifestó que su hija “ha tenido un tremendo cambio desde que se formó como tutora. Ahora sabe relacionarse más con todos y tiene más personalidad”. El jefe de Proyecto agregó que ahora los estudiantes son mucho más seguros y presentan temas no sólo a compañeros, sino que también a adultos.

Profesores innovadores

Pero no sólo los estudiantes han experimentado cambios. Manuel González, director del Colegio Juan Moya, confesó que, a pesar de sus aprensiones iniciales, le ha sorprendido ver cómo los profesores han perdido por completo el miedo a innovar. “Todo este trabajo impactó en la dinámica de los docentes, en quienes se despertó el interés de meterse en esta nueva estrategia y de hacer las cosas de manera distinta. Creo que ahí está uno de los grandes valores de Redes de Tutoría”, precisó.

Mejor convivencia escolar

Profesores, directivos, funcionarios, estudiantes y apoderados. Todos han vivido la experiencia de ser tutorados y varios ya son tutores. Esto, de acuerdo a Saavedra, ha permitido que distintos integrantes de los colegios compartan en las tutorías, creando vínculos más cercanos y fortaleciendo el sentido de comunidad. Esto, evidentemente, ha tenido un positivo impacto en la convivencia escolar. “Todos los estamentos están involucrados, lo que ha cohesionado la comunidad”, añadió.

Fortalecimiento de las relaciones público-privadas

La implementación de Redes de Tutoría fue apoyada por tres empresas, que se involucraron activamente en la transformación que vivieron las comunidades educativas. Se trata de Davis Graphics, Kitchen Center y Flesan. Cristián Maturana, gerente general de Kitchen Center, participó en el festival de cierre y allí sostuvo que la empresa “ha sido privilegiada por ser parte de esta experiencia. Hemos ganado mucho más de lo que hemos aportado. Es emocionante ver cómo los niños y niñas desarrollan su personalidad”.

Ahora comienza un nuevo ciclo de mayor autonomía para estos tres colegios que se atrevieron a chasconear sus salas de clases y que, tras los excelentes resultados, lo seguirán haciendo.

Categorías
Temas

SUSCRÍBETE AL REPORTE DIARIO DE LAS PRINCIPALES NOTICIAS SOBRE EDUCACIÓN

Compartir