Ante votación de “Admisión Justa” de hoy: “Esperamos que prime la defensa de la inclusión”

Como Educación 2020 creemos que la inclusión es parte fundamental de la calidad educativa y, lo más importante, resguarda la igualdad de derecho a la educación de todos los niños, niñas y jóvenes. Hoy se votará en la Cámara de Diputados la idea de legislar el proyecto “Admisión Justa”, que abre la posibilidad de seleccionar … Continuar leyendo “Ante votación de “Admisión Justa” de hoy: “Esperamos que prime la defensa de la inclusión””

ESCRITO POR: Comunicaciones Educación2020

Como Educación 2020 creemos que la inclusión es parte fundamental de la calidad educativa y, lo más importante, resguarda la igualdad de derecho a la educación de todos los niños, niñas y jóvenes.

Hoy se votará en la Cámara de Diputados la idea de legislar el proyecto “Admisión Justa”, que abre la posibilidad de seleccionar a los estudiantes que postulen a liceos emblemáticos o de alta exigencia. Como Educación 2020 hemos señalado que nos parece que este proyecto no es acorde a los principios que inspiraron la ley de inclusión escolar, al reponer la selección en un cien por ciento de la matrícula de estos establecimientos, mediante criterios que no respetan el derecho a la educación de los niños, niñas y jóvenes.

Creemos con firmeza que la inclusión educativa es un factor fundamental de la calidad educativa, porque promueve el aprendizaje y convivencia en un mundo que es diverso, tal como la vida fuera del aula. En este sentido, un sistema inclusivo promueve el desarrollo de habilidades para desenvolverse como ciudadanos y personas éticas que conozcan y respeten las diferentes manifestaciones de la personalidad humana y la realidad social del país, contribuyendo así a la cohesión social y a la construcción de una mejor sociedad.

Junto con ser un elemento de calidad, la inclusión es, en esencia, una cuestión de justicia. La educación que queremos en ningún caso debe segregar ni discriminar a los estudiantes, porque la educación de todos es importante, e importa por igual. Ambos proyectos de “Admisión Justa” retroceden en los principios que se acordaron el 2015 con la aprobación de la Ley de Inclusión. Existe evidencia de que la educación selectiva no es predictora del desempeño de los y las estudiantes y, por el contrario, excluye por distintas variables, como el origen socioeconómico del niño, el capital cultural de los padres, la cantidad de libros de los que dispone en su casa, el nivel de escolaridad de su familia y otros factores. Un sistema que elige por rendimiento académico no selecciona al estudiante, escoge a la familia.

Es por todo lo anterior que fuimos miles las personas que levantamos la voz tras la campaña #LaEducaciónNoEsPremio para defender el principio de inclusión que debe guiar nuestro sistema educativo, sin excepción, desde la convicción de que la educación es un derecho y no un premio por el cual competir. 

Como Educación 2020 llamamos a la defensa de la inclusión educativa para construir una sociedad inclusiva, colaborativa, justa y consciente de las distintas realidades que habitan Chile. Es momento de consolidar una educación que se preocupe de la calidad para todos y todas, ¡porque nos importan todos los y las estudiantes, y nos importan por igual!

SUSCRÍBETE AL REPORTE DIARIO DE LAS PRINCIPALES NOTICIAS SOBRE EDUCACIÓN

Compartir