A propósito del 11 de septiembre: 7 formas de enseñar sobre Derechos Humanos en clases 

A propósito de la conmemoración del 11 de septiembre, cabe preguntarse: ¿cómo estamos formando a los estudiantes en ciudadanía? ¿Aprenden sobre DD.HH? Acá te recordamos algunas prácticas pedagógicas para educar al respecto. Ciertamente, la formación sobre Derechos Humanos (DD.HH) en Chile y Latinoamérica es preocupantemente deficiente. Un estudio desarrollado por la Asociación Internacional para la … Continuar leyendo “A propósito del 11 de septiembre: 7 formas de enseñar sobre Derechos Humanos en clases “

ESCRITO POR: Comunicaciones Educación2020

A propósito de la conmemoración del 11 de septiembre, cabe preguntarse: ¿cómo estamos formando a los estudiantes en ciudadanía? ¿Aprenden sobre DD.HH? Acá te recordamos algunas prácticas pedagógicas para educar al respecto.

Ciertamente, la formación sobre Derechos Humanos (DD.HH) en Chile y Latinoamérica es preocupantemente deficiente. Un estudio desarrollado por la Asociación Internacional para la Evaluación del Logro Educativo (IEA) señaló que el 57% de los niños de 8° básico aprobaría una dictadura. Esto se suma a una investigación realizada por Abraham Magendzo, Premio Nacional de Educación, que revela que sólo un 50% de los profesores de Historia en Chile trabaja contenidos sobre DD.HH. 

Si estás leyendo esta noticia es porque te interesa la educación. Con tu apoyo podremos seguir informando y trabajando por una educación inclusiva y de calidad.
¡Hazte socio/a de Educación 2020!

“Creemos que la enseñanza de los Derechos Humanos es fundamental para construir una sociedad dialogante, donde prime el respeto por el otro y la valorización de la diversidad en todas sus expresiones”, dice Alejandra Arratia, directora Ejecutiva de Educación 2020.

Por esto, consideramos que este 11 de septiembre no sólo es un buen día para recordar y reflexionar sobre los hechos que marcaron nuestro país, sino también para repensar cómo se puede enseñar sobre Derechos Humanos, de forma que cobren sentido para los y las estudiantes.

  1. Vivir experiencias más que pasar materia sobre DD.HH. 

Más allá de enseñar en las escuelas aspectos de Formación Ciudadana y qué son los Derechos Humanos, es importante que también los estudiantes vivan experiencias que les ayuden a interiorizarlos mejor. Según Arratia “la evidencia muestra que, cuando aprendes habilidades de Formación Ciudadana, se entiende más si es que vives la experiencia. Por eso las escuelas deben contar con un plan que plasme cómo es ser un buen ciudadano o ciudadana, por ejemplo, teniendo un Centros de Alumnos  que permita que los estudiantes participen y construyan democracia”.

2.- Abordar los DD.HH en todas las asignaturas

Todas las asignaturas, de una u otra manera, deberían abordar los Derechos Humanos. “Existen violaciones a gran escala, pero también micro violaciones que se pueden encontrar en la convivencia escolar y que son importantes de abordar en la sala de clases”, sostiene Arratia. En este sentido, explica que, por ejemplo, en una  clase de Biología, “los temas de salud y nutrición se podrían vincular con el respeto de derechos básicos, como la alimentación y la salud”. O en Matemática, se podrían hacer análisis estadísticos respecto a la eficiencia del Estado en la protección de estos derechos.

  1. Promover las expresiones artísticas para tratar  la materia

Es importante que los estudiantes sean los protagonistas en las actividades que se realicen, para que construyan su propio aprendizaje y, en el futuro, sean activos frente a temas relacionados a los Derechos Humanos. En este sentido, son buenas alternativas las dramatizaciones, las fotografías, los juegos de roles u otras intervenciones artísticas, todas actividades que facilitan el ejercicio de “ponerse en el lugar” de las personas que sufren o han sufrido violaciones de sus derechos.

  1. Realizar debates para discutir sobre temas de Derechos Humanos

Los debates también son una buena opción para promover una postura más activa frente a la temática. Por su estructura, permite que los estudiantes reconozcan las diversas posturas sobre un tema y desarrollen habilidades de problematización. También ayudan a que adopten una postura más informada sobre una situación determinada, pero al mismo tiempo valoren el derecho de opinión de quienes piensan distinto.

  1. Enseñar que la memoria es un acto de reparación a las víctimas 

La preservación de la memoria es un llamado a la paz y a valorar la persona humana. Es una forma de promover una reflexión de presente y futuro para evitar la repetición de hechos tan graves como los vividos, y valorar la democracia. Para abordar el periodo de la Dictadura se debe hablar con claridad: recalcar lo ilegítimo de tomar el poder por la fuerza y no justificar ni aceptar ningún tipo de crimen de lesa humanidad. Asimismo, se debe promover la importancia de trabajar para mejorar la convivencia social, “entendiendo que hoy existe una institucionalidad, donde nos podemos encontrar y conversar acerca de las diferencias que tenemos como país”, dijo Arratia.

  1. Fortalecer ambientes de enseñanza y aprendizaje más respetuosos

Es fundamental que la escuela promueva un ambiente educativo donde prime el respeto y la valoración por la diversidad, desde la convicción de que todas las personas tienen los mismos derechos más allá de sus particularidades. Los DD.HH. no sólo tienen que ver con la Dictadura: tienen que ver con la valoración de la persona, independiente de su lugar de origen, su orientación sexual, su convicción política, entre otras. La directora de Educación 2020 precisa que se deben repensar las prácticas más cotidianas en las escuelas, creando, por ejemplo, espacios para reconocer las diferencias.

  1. Recurrir a las historias familiares y a lugares históricos

Por último, Arratia explica que es importante que también se enseñe sobre DD.HH a partir de la experiencia histórica de las propias familias de los estudiantes, lo que se podría intencionar en clases de Historia, Lenguaje y Filosofía. Agrega que es recomendable que se realicen salidas pedagógicas a lugares que se relacionan con DD.HH., como el Museo de la Memoria. “Este espacio busca reconocer, recordar y reparar el daño cometido a las personas. Estos lugares son para mantener vivos los testimonios y para asegurarnos de que nunca más exista un quiebre democrático, por lo cual es recomendable que sean visitados por los estudiantes”, concluye.

 

SUSCRÍBETE AL REPORTE DIARIO DE LAS PRINCIPALES NOTICIAS SOBRE EDUCACIÓN

Compartir