Así lo hizo Freire para aumentar la asistencia a sus colegios públicos en sólo un mes

Centro de Liderazgo Educativo

05 Mayo
Así lo hizo Freire para aumentar la asistencia a sus colegios públicos en sólo un mes

Calculadora en mano, el DAEM de Freire detectó que si aumentaban la asistencia en 7 puntos, recolectarían más de cien millones de pesos para beneficiar directamente a sus 14 escuelas municipales.

Como sostenedor de 14 escuelas públicas, el municipio de Freire pasaba por una crisis de casi medio millón de dólares. Buscando soluciones, Juan Hernández, Director de Administración de Educación Municipal (DAEM), encargó un estudio al departamento de finanzas y éste, entre otras cosas, determinó que una forma de superar ese déficit era aumentar la asistencia de niños y niñas al colegio.

“El estudio decía que si pasábamos de 88% a 95% promedio anual en asistencia, lograríamos recolectar 130 millones de pesos adicionales a la comuna”, explica Hernández. Ese dato movilizó al DAEM y a las escuelas a hacer esfuerzos para cumplir la meta y financiar mejoras que de otra manera no podrían.

Los 14 establecimientos que dependen del municipio de Freire aceptaron el desafío: el Liceo Juan Schleyer, la escuela especial Paul Harris, las escuelas unidocentes Las Palmeras, Rucahue, Dollinco y Cacique Aillanir; las escuelas rurales El Lliuco y Armando Quintunen, y las escuelas básicas Juan Seguel, Raimapu, Coipue, Quetroco, Allipen, y La Esperanza.

La estrategia, cuenta el DAEM de Freire, fue controlar la asistencia y motivar a niños y niñas. Por ejemplo, en lugar de sólo pasar la lista, se estimuló a las comunidades educativas a aumentar su asistencia para obtener premios, como convivencias o paseos. A la vez, se realizó un seguimiento psicosocial a estudiantes que además ir al colegio, viven en el internado o usan el transporte público.

Gracias a estos esfuerzos hubo escuelas como La Esperanza, que “pasó de menos del 80% de asistencia en prebásica, uno de los niveles más difíciles por la edad de los niños, a un 97% en marzo”, cuenta Hernández.

La escuela La Esperanza tiene 194 estudiantes, que en un 70% son mapuche. Está ubicada en Radal, un pueblito de difícil acceso. “Nuestras mejoras han sido de a poco y sostenidas. Esta escuela es acogedora, con una buena planta docente, donde dialogamos con las familias. La matrícula y la asistencia aumentan porque la comunidad sabe que la educación pública es buena”, dice Lucia Catran, quien ha dirigido esta escuela por ocho años.

“Es importante la preocupación por la asistencia dice Manuel Sepúlveda, Director de Política Educativa de Educación 2020— para que los niños y niñas estén en el aula y elaborar estrategias para ello. Sin embargo, es necesario un nuevo modelo de financiamiento, donde la asistencia no sea una preocupación por un tema solamente de recursos”.

En ese sentido, el DAEM Juan Hernández concluye que esta iniciativa sí ha conllevado beneficios de diversa manera: “No sólo tenemos más recursos para infraestructura o calefacción, sino que logramos que los niños y niñas vengan a la escuela y den continuidad a sus aprendizajes”.

Últimas Noticias

Cuando grandes grupos de la población deciden no votar de forma sistemática, arriesgamos la legitimidad de nues

Aunque ganó el Global Teacher Prize Chile, Eduardo Cortés, profesor de tecnología de la Escuela Indus

Más de 200 personas, entre estudiantes, docentes y empresarios que ayudan a Educación 2020, llegaron hasta el Museo d

Comentarios